La Sociedad Española de Ortodoncia (SEDO) y la Asociación Española de Ortodoncistas (AESOR), recomiendan realizar la primera visita al ortodoncista a los 7 años.

Los primeros dientes definitivos aparecen sobre los 6-7 años, este es el momento de empezar algunos tratamientos interceptivos o preventivos.

Estos tratamientos, evitan problemas mayores y reducen tanto la duración del tratamiento posterior como su coste. Además, suelen tener una duración corta, y se realizan con aparatos simples y fáciles de limpiar.

Los tratamientos que realizamos a estas edades son:


Paladares estrechos.

Que si no se corrigen a tiempo pueden producir desviaciones o asimetrías de la mandíbula.


Alteraciones del tamaño de los maxilares.

Por ejemplo, mandíbulas grandes o pequeñas o maxilares superiores adelantados o retrasados. Esta capacidad de reconducir el crecimiento de los huesos, se conoce como Ortopedia


Aparatos mantenedores de espacio.

Mantenedores de espacio.

 


Corrección de hábitos.

Sobre todo de la lengua y de los labios.